Mantener fríos los productos refrigerados

¿Sabes cuáles son todos los alimentos perecederos? ¿Conoces la diferencia entre invierno y verano, a la hora de conservar los productos? ¿Conoces cuáles son las consecuencias de no cuidar debidamente los productos perecederos del calor del verano?

Los alimentos perecederos necesitan de frío para que se mantengan en perfecto estado y no se pierdan las propiedades de los alimentos.

Existen tres grupos principales de alimentos perecederos.

  • Están los de origen animal, como pueden ser las distintas clases de carne, el pescado, los mariscos, la leche, los quesos, los embutidos y los huevos
Conservar la carne en frío
  • También los de origen vegetal, como las frutas, los vegetales y algunas legumbres.
Conservar la fruta en frío
  • Y luego están los zumos, el pan, la mayoría de tartas y pasteles, yogures, y todos aquellos alimentos etiquetados con “conservar en frío”.
Mantener fríos los productos refrigerados

En invierno, los frigoríficos rudimentarios enfrían de forma más eficiente. Esto es debido a que la temperatura exterior, condiciona la temperatura interior del frigorífico. Así cuando hace más frío los sistemas de refrigeración no se ven afectados, en cambio en verano el calor provoca que no enfríen tan bien. Una buena alternativa para los comercios son las cámaras frigoríficas, pero en el caso de tener que transportar los productos, la mejor opción es conseguir una furgoneta isoterma.

En verano, debido a las altas temperaturas, si los alimentos perecederos no están bien refrigerados, han roto la cadena del frío o se han manipulado de forma incorrecta, el calor hace que se creen las condiciones idóneas para la aparición de bacterias e incluso hongos, que pueden alterar el equilibrio del ecosistema intestinal y ocasionar problemas de salud, que van desde la diarrea hasta enfermedades que pueden producir la muerte.

Otro factor que debemos tener en cuenta, es que al subir la temperatura es mayor la presencia de insectos que pueden inocular gérmenes en los alimentos. Por eso es importante cubrirlos y conservarlos en el sitio correcto hasta el momento de cocinarlos o ingerirlos.

Para el transporte adecuado de alimentos perecederos, es muy importante poner en práctica las mejores técnicas que garanticen la cadena de frío. La intención es evitar que el producto se vea comprometido y que se pueda distribuir en el mejor estado.

Sería también fundamental tener en cuenta algunas características de los vehículos para poder transportarlos de la mejor manera:

  • Volumen de los productos a transportar. Para saber con exactitud el tipo de vehículo ideal para realizar el transporte en óptimas condiciones.
  • Sistema de temperatura adecuado. Esto varía según el tipo de alimentos perecederos a transportar y la cadena de frío específica que necesiten.
  • Sistemas de multi-temperatura. Son excelentes para transportar alimentos que requieren distintas temperaturas con el fin de garantizar la cadena de frío.
  • Sistemas de temperatura única. Son ideales para el transporte de alimentos que no requieren diferentes tipos de temperatura que garanticen la cadena de frío.
  • Sistemas de congelación. Son muy específicos. Permiten una rápida congelación y conservación íntegra del alimento.

Cada vehículo tiene unas especificaciones que lo hacen mejor para cada trabajo. Pero, ¡no te preocupes si no sabes qué vehículo sería el más idóneo para tus transportes! Nosotros te aconsejaremos y te ofreceremos la mejor opción para que puedas cuidar de tus productos de la mejor manera.

Categories:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.