La importancia de la cadena del frío en hostelería y alimentación

La importancia de la cadena del frío en hostelería y alimentación

¿Sabías que la fase de transporte de alimentos constituye una de las etapas en las que más fácilmente puede vulnerarse la cadena del frío? De ahí que cada día sean más los establecimientos del sector de la hostelería y la alimentación que se interesen por nuestro servicio de renting y venta de furgonetas isotermo, ya que nuestros vehículos están perfectamente acondicionados para garantizar las temperaturas exigidas durante el transporte de alimentos perecederos.

La temperatura a la que se transportan y almacenan los alimentos perecederos resulta igual de importante tanto a nivel doméstico como comercial aunque sin duda, son los establecimientos públicos los que se la juegan si sirven productos en mal estado que puedan poner en peligro la salud de sus consumidores. Por eso, en este sector más que en ningún otro, respetar la cadena del frío se convierte en una prioridad que no permite fallos, tal y como te vamos a contar a continuación.

Objetivo de la cadena del frío

La cadena del frío hace referencia al conjunto de pasos que deben seguirse para refrigerar y congelar productos perecederos que no van a consumirse en el momento. Dicho de otra forma, es el protocolo establecido para que, los alimentos frescos que no se van a consumir, se mantengan siempre a unas determinadas temperaturas que garanticen la conservación de sus propiedades nutritivas.

Y como te decíamos al comienzo de este post, aunque el proceso de transporte puede poner en peligro la cadena del frío si no se utilizan vehículos refrigeradores adecuados, las precauciones deben extremarse en todo el proceso: la cadena del frío se inicia en el momento en el que se mata/pesca/recolecta un alimento, debe continuar durante el proceso de transporte y almacenamiento, y mantenerse durante la fase de venta y postventa. En definitiva, disfrutar de alimentos en perfecto estado cuando llegue el momento de su consumo final solo es posible si la cadena del frío no se altera.

¿Qué puede ocurrir si se rompe?

De nada sirve que todas las partes implicadas en el proceso cumplan con las normas de refrigeración y congelación de alimentos estipuladas si, durante el proceso de transporte, no se cuenta con vehículos refrigeradores como los que encontrarás en Alquiler Isotermo.

Las consecuencias de no respetar las temperaturas adecuadas de refrigeración, congelación o conservación de los alimentos frescos provocará que la calidad de los mismos se vea seriamente perjudicada y existan muchas probabilidades de que en ellos se desarrollen microorganismos patógenos como virus, bacterias y otros agentes dañinos que pueden dar lugar a intoxicaciones que pongan en riesgo la salud de quienes los consumen.

Cada eslabón de la cadena, desde la furgoneta isotermo que transporte el pescado hasta el restaurante que lo sirve, deben contar con sistemas de refrigeración adecuados que mantengan el producto a la temperatura correcta para que la cadena del frío no se rompa y no se ponga en peligro ni el estado del alimento ni la salud de sus consumidores finales.

Y tal y como iniciábamos este post, este es el motivo por el que hoy en día, muchas empresas del sector de la hostelería, el catering o la alimentación en general, apuestan por nuestra empresa. Ya sea en régimen de alquiler o mediante la venta de furgonetas isotermo, utilizar nuestros vehículos es una garantía para la conservación de los alimentos que se transportan en ellos. Llámanos si estás interesado en conocer todo lo que podemos hacer por ti y por el mantenimiento de la cadena del frío.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *