La temperatura a la que deben viajar algunas mercancías perecederas

La temperatura a la que deben viajar algunas mercancías perecederas

El sector de la venta de furgonetas isotermo tiene un importante peso en nuestro día a día teniendo en cuenta de lo importante que es respetar determinadas pautas en lo que a transporte de alimentos frescos y perecederos se refiere. ¿A qué temperatura deben viajar este tipo de mercancías? Lo vemos en las siguientes líneas.

El transporte frigorífico para alimentos ha de responder a unos altos estándares de calidad, respetanto la reglamentación correspondiente y superando una serie de controles que garanticen unas condiciones óptimas para su consumo. En este sentido, cabe citar el llamado ATP, el Acuerdo sobre transportes internacionales de mercancías perecederas y sobre vehículos especiales utilizados en este transporte. Fue ratificado en Ginebra en 1970 y actualizado en 2013. El objetivo del texto no es otro que garantizar que los alimentos lleguen al consumidor final en unas condiciones higiénicas adecuadas. Entre otras cosas, asegurando que los vehículos que se ocupen de este transporte, como los de Alquiler Isotermo, satisfagan determinadas condiciones técnicas. Se han de usar vehículos isotermos, refrigerantes, frigoríficos o caloríficos. Todo para poder mantener unas temperaturas fijas según el producto que se transporte.

A la luz de la normativa, todo camión que transporte mercancías perecederas tiene la obligación de identificarse mediante una placa ATP que le identifique como isotérmico. Aunque existen muchas clases, todos destacan por su baja capacidad de transmisión de calor para que las condiciones meteorológicas no influyan en la temperatura interior y los alimentos se mantengan en perfecto estado sin que se rompa la cadena del frío.

En el Acuerdo sobre transportes internacionales de mercancías perecederas encontramos un listado de las temperaturas a las que se deben transportar las diferentes mercancías perecederas. Por ejemplo, los pescados, moluscos, crustáceos congelados o ultracongelados a -18 ºC, la carne a +7 ºC, la mantequilla y la leche industrial a +6 ºC o los productos lácteos refrigerados +4 ºC.

A la hora de comprar furgonetas isotermo hay que tener claro que no todos los camiones nos van a servir para transportar todo tipo de mercancías. Como acabamos de ver, para cada alimento o gama de productos hacen falta unas temperaturas concretas. En este sentido, es importante distinguir entre: vehículo isotermo, vehículo refrigerado, vehículo frigorífico y vehículo calorífico. En el caso de los vehículos isotermo, la caja está construida con paredes aislantes para limitar el intercambio de calor entre el interior y el exterior. En los refrigerados hay una fuente de frío que permite reducir la temperatura del interior y mantenerla a una temperatura exterior media de 30°C a -20°C como máximo. Por su parte, en los vehículos frigoríficos encontramos un dispositivo de producción de frío para reducir la temperatura del interior de la caja vacía y mantenerla entre 12 ºC y -20 ºC. Por último, el vehículo calorífico incorpora un dispositivo de producción de calor para elevar la temperatura y mantenerla a un valor no inferior a 12°C.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *